A la hora de crear una página web es importante elegir bien la ruta a seguir, y por supuesto, el personal con la capacitación apropiada. Así, cada quien hará el trabajo para el que está especializado.  Sin embargo, muchas personas no tienen claras las funciones que desempeñan el diseñador y el programador web.

Por qué es necesario conocer la diferencia entre el diseñador y el programador web

La persona o empresa que desee crear un sitio web, si quiere tener un resultado profesional, deberá contratar un equipo compuesto por personas de perfiles profesionales muy específicos. Entre ellas pueden mencionarse el Project manager, el diseñador web, el programador web, el diseñador gráfico, el copywriter, asesores de marketing, etc.

Entre estos, hay dos figuras, cada una de por sí determinante en el desarrollo de estos proyectos. Sin embargo, desafortunadamente, con frecuencia suelen confundirse e intercambiarse sus roles. Hablamos del diseñador web y del programador web. Veamos como difieren sus ocupaciones y en qué consiste específicamente cada una de ellas.

Comparación entre el diseñador web y el programador web

Podríamos decir que el diseñador de sitios web equivale al arquitecto del proyecto, mientras que el programador es el ingeniero del tal. El diseñador, como un arquitecto velará por el aspecto visible, la imagen de la web. Mientras que el programador, como un ingeniero, se encargará de todo aquello que tras bastidores, sirve de soporte al diseño; lo que hace que ese diseño funcione.

Al diseñador se le llama Front-end, ya que se encarga de todo lo que tenemos frente a nosotros y podemos ver en la página. Por otro lado, al programador se le llama Back-end, porque es responsable de aquello que está detrás y no podemos ver. Veamos sus funciones en más detalle.

El diseñador web maneja lo que podemos ver

Es, como su nombre lo indica, quien hará el diseño de la página web. Se proyectará en el aspecto más orientado al usuario. Es el responsable de la apariencia y estilo de la misma. Él, más que nadie, debe saber cómo lograr una primera impresión positiva para enganchar al visitante. También, es total o parcialmente responsable del contenido, quizás junto a personal especializado en redacción.

Cómo un arquitecto, el diseñador web maneja toda la parte estética

Elige el tipo y tamaño de fuente para que sea apropiada al contenido y al público objetivo. Elige y posiciona imágenes, videos y animaciones diversas. Añade botones, iconos y banners de publicidad. Por supuesto, antes de ello estudia su valor real para evitar la saturación innecesaria.

Estudia los colores y contrastes que llevará la interfaz para añadir vistosidad, belleza, pero también para evitar la fatiga visual del potencial lector. También elige vínculos que añadan valor a la página y redunden en un buen posicionamiento en la web.

El diseñador también debe poseer conocimientos de programación

Por supuesto, para realizar todas estas cosas el diseñador necesita conocer ciertos lenguajes de programación, como el HTML. Debe sentarse ante una computadora y ejecutar comandos que darán estos resultados; es decir, debe programar. Por supuesto, la programación que él maneja es mucho más amigable y no llega a la profundidad del trabajo del programador web.

El programador web se encarga de que el sitio funcione

El programador web será el responsable de que el sitio web funcione. Primero, recibirá el trabajo que el diseñador ha realizado y lo trasladará a un código que sea compatible con los navegadores. Con esta transformación la página efectivamente quedará en la red, estará en comunicación con el servidor y la podremos ver. Si una página web está caída, la responsabilidad será del programador.

Además, verifica que los accesorios añadidos a la página operen correctamente y estén en conexión con internet. Conoce el funcionamiento de estos accesorios y manipula sus códigos de ser necesario. Gestiona las bases de datos de la página y crea los algoritmos que darán manejo a las mismas.

Otras funciones del programador web

Por otro lado, es el programador quien administra el caché de la página. El caché es la memoria encargada de guardar un registro de cada usuario para que, en futuras búsquedas, este se encuentre primero con resultados afines a sus preferencias. Es debido a esta memoria que cuando entramos a YouTube encontramos nuestros videos favoritos en primer lugar.

Este programador se esfuerza por que el sitio esté seguro de ataques cibernéticos. Se encarga de que la web sea una página ligera, bien sea eligiendo código acertado, o comprimiendo los recursos gráficos.

El trabajo de ambos es interdependiente

Estos dos profesionales trabajan en conjunto. Como hemos visto, el desarrollador deberá trabajar sobre el trabajo preliminar del diseñador, y quizás el diseñador tenga que hacer ajustes en función de las observaciones del programador. Dichas observaciones pudieran originarse de las exigencias que impone la red, que inciden en el diseño de la misma y que solo pueden determinarse en consulta con el programador. Por tanto, lo común es que cada uno esté muy familiarizado con el trabajo del otro.

Este intercambio de experiencia pudiera dar lugar a que un diseñador se ofrezca como programador y viceversa; o que un jefe, pensando en el recorte de personal, quiera poner en uno la responsabilidad del otro. Sin embargo, si se desea un trabajo efectivo, lo mejor es asignar a cada uno la labor en la que es experto.

Ahora entendemos cuál es la diferencia entre diseñador y el programador web. Y entendemos también la constante confusiones que ocurren entre ambos.